lunes, 21 de abril de 2014

Evidencias científicas que apuntan a un Creador


Evidencias científicas que apuntan a un Creador
Por Samuel Jaque Barrios





          Hoy en la actualidad, con todo el avance tecnológico y la ciencia, muchos hombres optan por desvincularse de la concepción de la existencia de un Creador. Hoy en día, es cuando más el teísmo es atacado por la creciente ola de la multitud atea que atrapa a los más jóvenes principalmente, dando lugar una generación atea en su mayoría, sosteniendo que la creencia en un Ser superior causante de lo existente material ya no es parte de la razón y la ciencia, sino producto de la imaginación.

          Sin embargo, algo sorprendente sucede hoy más que antes, muchos científicos y filósofos actuales han tenido que volcar sus creencias en pos a la existencia de un Ser creador del universo, y esto, debido a los actuales descubrimientos de la ciencia en la naturaleza en las últimas décadas, como es el caso del ya fallecido (2010) filósofo inglés Antony Flew, quien fue el ateo más famoso en su tiempo en décadas pasadas, reconocido a nivel mundial, su literatura es material universitario, famoso por sus escritos desafiantes al pensamiento filosófico teísta, quien el año 2004 declaró públicamente su conversión al deismo, según él, esto se debe gracias a los innumerables descubrimientos científicos actuales que sólo pueden ser concebidos racionalmente bajo la consideración de la existencia de una Primera causa creadora y motor del cosmos, en su libro "Hay un Dios" ("There is a God", o "Dios existe") nos muestra su razonamiento y argumentos filosóficos en base a las evidencias científicas pertinentes. Otro ejemplo, de los muchos que existen, es el caso del ex-ateo Lee Strobel, Abogado y periodista americano, quien actualmente es apologista cristiano, autor y escritor, y es en quién nos basaremos para desarrollar esta articulo sobre las evidencias científicas que apuntan al Creador. 

          Esperamos que este artículo pueda ser de ayuda para aquel que busca de manera lógica y racional depositar la fe en el Creador, para aquel que duda de su existencia, y para la reflexión del ateo o agnóstico. Es de vital importancia que entendamos que la creencia en un Creador posee soporte racional y lógico, y está apoyada por la evidencia científica actual, y no una mera locura de las personas por su deseo de dar una explicación a las cosas de manera apresurada e inconsciente, incluso, puede ser considerada una creencia más racional que la postura atea, debido a que la postura atea, requiere de una fe mucho mayor que la fe teísta para mantener su postura sobre el origen de las cosas. (Entrada relacionada "La Fe de los Ateos")

          Para entrar en este tema tan polémico, debemos entender que la existencia de un Ser sobrenatural no puede ser probado por medio del método científico, por ende, no hay pruebas directas que nos muestren la existencia del Creador. 
A esto me refiero a evidencias en la cual podamos compararla con una evidencia de igual magnitud a comprobar que tú existes, tú eres observable y podemos declarar con toda seguridad que existes, porque te vemos. 

          Pero, esa no es la única forma de probar la existencia de algo o alguien, es decir no solo existe la prueba bajo el método científico para poder deducir si existe algo o existió. Por ejemplo, tú no puedes probar científicamente que existió Cristóbal Colón o que estuviste el lunes en tu primera clase en la mañana en la universidad (suposición), pero existe otra ciencia que nos puede ayudar a encontrar evidencias que nos apuntarán a su existencia, o que existió alguien con las características que describimos de Cristóbal colón, o que estuviste el lunes por la mañana en tu primera clase de la universidad. ¿Y cual es esta ciencia? la Historia, esta contempla diferentes herramientas que nos permiten determinar la posibilidad de una manera certera si Cristóbal Colón existió o si es solo una mentira, y si estuviste o no en tu primera clase por la mañana en la universidad.

          ¿Y cómo podemos comprobarlo? Según la Historia, existen diferentes tipos de pruebas para determinar si Cristóbal Colón existió históricamente, o para probar si estuviste en tu primera clase en la mañana en la universidad (suposición), esta se llama la prueba histórica legal, que se basa en demostrar que algo es un hecho que esta fuera de toda duda razonable. En otros términos, se llega a un veredicto basado en el peso de las evidencias. Esto quiere decir que no haya base razonable para dudar de la decisión. Esta contempla tres tipos de testimonios: el testimonio oral, el testimonio escrito, y la exhibición de objetos.

         Si usamos el método legal para determinar lo que ocurrió, podemos probar muy bien fuera de cualquier duda razonable que estuviste en clases o que Cristóbal Colón existió. Respecto a tu clase de la universidad, tus amigos te vieron, tienes los apuntes que hiciste en clases, y apareces en la lista de la asistencia registrado, el profesor te recuerda. De la misma forma la existencia de Cristóbal Colón, Escribieron de él, él escribió de sí mismo y existen objetos que él usó, y unidas estas evidencias se puede determinar si existió o no sin duda razonable.

         El método científico sólo puede usarse para probar lo que se puede repetir, ya que este consiste en empiricidad de un hecho que puede repetirse, y comprobarse bajo la observación para luego determinar la conclusión favorable o no de una premisa (Por ejemplo: premisa: "el jabón marca X flota", para someterlo al método científico, se coloca el jabón en una tina con agua, esto se hace las repeticiones necesarias para quitar toda duda del resultado, en base a la observación se concluye; "el jabón marca X no flota"). No obstante, este método no es adecuado utilizarlo para probar si existió alguien. Mucho menos probarse la existencia de algo que no pertenece a lo físico, es por eso que en este caso de la existencia del Creador, es imposible presentar evidencias empíricas que demuestren que existen. Entonces, es la prueba legal la que utilizaremos como modelo en este caso del Creador, donde reuniremos evidencias que apuntan a su existencia, bajo un razonamiento lógico, sin cometer suicidio intelectual.

         Las evidencias existente disponibles es la única forma que tenemos para llegar a una conclusión razonable, que aunque no son directas a la existencia misma, indirectamente nos apuntan razonablemente a concluir su existencia. Como inductivo a esta idea que los queremos conducir, debemos pensar que Dios hizo un universo complejo, inteligentemente ajustado, con las variables físicas precisas, mostrando en todo un diseño, que por consecuencia nos conduce a la existencia de un Diseñador Inteligente. De esta se desprende que el universo no está organizado por azar ni casualidad, sino que todo está cuidadosamente controlado y condicionado para que la vida exista.

         Hoy en día la ciencia moderna cada vez más descubre las maravillas de la Creación y la complejidad de ésta basada en un orden y precisión incomparable, apuntando a un ajuste inteligente de las variables físicas. Paul Davis, físico británico dijo:


Es difícil resistir la impresión de que la presente estructura del universo, aparentemente muy sensible a las menores alteraciones en los números, ha sido más bien cuidadosamente planeada... La aparentemente milagrosa concurrencia de estos valores numéricos debe permanecer como la evidencia más persuasiva del diseño cósmico” 

  
         A continuación se presentan evidencias científicas contundentes que apuntan a la existencia del Creador. Estas evidencias son tomadas de la investigación de Lee Strobel, abogado y periodista estadounidense, en su obra "El Caso de un Creador". En ésta se reúnen evidencias en contra de los postulados científicos actuales del origen de la vida abiogénesis y la Evolución, la cual es llamada la Evidencia Negativa, así también se recogen evidencias Astronómicas, llamada Cosmológica, evidencias de la Físicas, Química y la Biología.

Evidencias:
- La evidencia negativa
- La evidencia de la cosmológica
- La evidencia de la física
- La evidencia de la máquina biológica
- La evidencia de la información biológica



- La Evidencia Negativa
1.- El Caldo primigenio: Surgimiento de la vida
2.- El origen de las especies: La evolución

1.- El Caldo primigenio: surgimiento de la vida

         Experimento de 1953 del origen de la vida por Stanley Miller. 
El biólogo Jonathan Wells explica: 
“El experimento de Miller ha sido ampliamente desacreditado. Stanley Miller ensambló un aparato de vidrio, y en ese aparato él puso una mezcla de gases que, se pensaba en esa época, simulaba la atmósfera de la Tierra primitiva y los gases eran metano, amoníaco hidrógeno y vapor de agua. Pero entonces la opinión profesional de lo que había en la Tierra primitiva cambió en. En los 60, los geoquímicos revisaron sus hipótesis y coincidieron que el hidrógeno siendo tan liviano habría escapado al espacio exterior, la gravedad de la Tierra no es lo bastante fuerte como para retenerlo, y probablemente, la primera atmósfera de la Tierra, entonces, consistía en lo que vemos salir de los volcanes hoy en día, a saber: dióxido de carbono, nitrógeno y vapor de agua. Si la atmósfera primitiva de la Tierra consistía de estos gases, entonces el experimento de Stanley Miller no funcionaría. De hecho el mismo lo intentó con esos gases y encontró que no pudo producir ningún aminoácido siquiera, asi que el experimento fracasa cuando usas una mezcla más realista de los gases en el aparato. 

La prueba de Miller ha sido repetida muchas veces usando los componentes atmosféricos correctos. Los resultados son siempre los mismos, los aminoácidos que generaron tanto entusiasmo en 1953 no aparecen. Incluso si el experimento de Miller fuera válido, todavía estás a años luz de hacer vida. Todo se reduce a esto: No importa cuantas moléculas puedas producir con las condiciones de la Tierra pirimitiva, condiciones posibles todaví estás lejos de producir una célula viva. Y he aquí, cómo lo sé, si tomo un tubo de ensayo estéril y pongo un poco de líquido, sólo con las sales precisas, el equilibrio justo de acidez y alcalinidad, la temperatura precisa, la solución perfecta para una célula viva, y pongo una célula viva (la célula está viva, tiene todo lo necesario para vivir) tomo una aguja estéril y pincho esa célula y todo su interior se vierte en el tubo de ensayo. 


                                                                           
                                          
 




Con todas las moléculas necesarias para una célula viva. No solo parte de las moléculas, sino las moléculas mismas. No puedes obtener una célula viva de esto. Las moléculas no forman una nueva célula. ¿Qué te hace pensar que unos pocos aminoácidos disueltos en el océano te darán una célula viva?”
         El experimento de Stanley Miller no fue el único intento fallido para explicar cómo se originó la vida. Comanzando con le trabajo del químico ruso Alexander Oparin en 1920, los teórico también han propuesto el Azar, Atracción Química y Siembra biológica del Espacio Exterior como posibles respuestas, todas han fallado en explicar cómo sustancias químicas no vivas podría haberse organizado en los componentes más básicos de la primera célula viviente.


2.- El origen de las especies: La evolución

         En el libro de Darwin, El origen de las especies, solo hay una ilustración llamada el Árbol de la Vida. Darwin lo usó para explicar cómo cada especie de animales y plantas que han existido en la Tierra había evolucionado a partir de un mismo ancestro común, a través de pequeños y graduales pasos en enormes períodos de tiempo. Aún cuando el Árbol de la Vida de Darwin se incluye prácticamente en cada libro de Biología publicado en el último medio siglo, contrariamente a lo que se nos ha dicho, no hay pruebas concluyentes del origen común de toda la vida.

         Tal vez el más duro golpe de la teoría de Darwin es el registro fósil. Si todos los orgamismos vivos descienden de la misma forma de vida primitiva, entonces los estratos de roca de la Tierra deberían estar llenos con los restos fosilizados de animales que alguna vez fueron parte de la gran cadena evolutiva. Una cadena de pequelas modificaciones biológicas conducentes finalmente a una espectacular diversidad de vida.
Sin embargo, tras dos siglos de investigación, con destacadas excavaciones en el sur de China, la multitud de experimentos de transición o eslabones perdidos que deberían existir sólo brillan por su ausencia. El ejemplo más gráfico de este vacío en el registro fósiles una era geológica conocida como la Explosión Cámbrica. El patrón del árbol ramificado de la teoría de Darwin no aparece por ninguna parte en el registro fósil, a menos que lo impongamos con nuestras propias mentes. La Explosión Cámbrica es la más dramática refutación al Árbol de la Vida”.
         La explosión Cámbrica de Vida fue un episodio dramático en la historia geológica, ocurrió hace alrededor de 530 millones de años. Los fósiles Cámbricos exquisitamente preservados revelan que el Plan Corporal para casi todos lo Filos animales mayores aparecieron no gradual ni lentamente como Darwin especulaba, sino con una rapidez sorprendente.

“Si imaginamos toda la historia de la vida en la Tierra tomando lugar en un período de 24 horas, las actuales estimaciones estándar para el origen de la vida son alrededor de 3,8 mil millones, digamos hace 4 mil millones de años. Si iniciamos desde ahí un reloj de 24 horas, en 6 horas, no aparecen más que simples orgánismos unicelulares. Del mismo tipo que teníamos al principio. 12 horas lo mismo. 18 horas lo mismo. Tres cuartas partes del día han pasado y todo lo que tenemos son estos simples organismos unicelulares. Luego, aproximadamente a las 21 horas en el espacio de 2 minutos ¡Bum! La mayoría de las principales formas animales aparecen con la forma que tienen actualmente en el presente. Muchos de ellos persisten hasta el presente y están con nosotros hoy. Menos de 2 minutos en un período de 24 horas. Así de repentina fue la Explosión Cámbrica.” [La vida prácticamente surgió en un instante, casi instantáneamente]







         En un instante geológico, el reino animal saltó de pequeños organismo relativamente simples a extraordinarias criaturas con la molécula espinal, ojos compuestos, y extremidades articuladas. El registro de esta explosión de vida no parece en nada a la lenta ramificación del árbol de Darwin.








“La teoría de Darwin es que hay un Árbol de la Vida donde hay un organismo que diverge en muchos otros organismos con grandes diferencias en la parte superior. Lo que se ha encontrado es la parte de arriba, [La parte de abajo] no existe en el registro fósil. Usando una ilustración botánica, sería césped, con hojas de hierba separadas brotando independientemente unas de otras. Y esos serían los Filos. Dentro de cada Filo hay diversificación posterior. Pero incluso allí, no están las ramas conectadas que las convierte en una Árbol de la Vida."
Como científicos, no es nuestro trabajo forzar la evidencia en una teoría que simplemente no encaja y por lo tanto no tengo ningún deseo o razón para defender la teoría de Darwin en este punto”.

          Lee Strobe, dice:
"Lo que estamos viendo hoy en día es una serie de descubrimientos científicos que están abriendo los ojos de más de y más científicos que dice: 'Un momento. No puedo seguir creyendo que puros procesos naturales puedan explicar el origen y la diversidad de la vida. Tiene que haber algo más aquí'.”
         Los cuestionamientos a la teoría de Darwin alentaron a más de 600 científicos con Doctorados en las universidades más importantes de todo el mundo a firmar un documento titulado “Una Disensión Científica del Darwinismo” Dice, en parte “Somos escépticos de las afirmaciones de la capacidad de mutación al azar y selección natural como explicación para la complejidad de la vida”
         Estos son científicos con doctorados de Stanford y Berkeley, la Universidad de Chicago y Cambridge, las principales universidades, que han estudiado estrictamente la evidencia y han salido diciendo: “No estoy convencido”. Tal vez hay otra explicación. Personalmente, la evidencia negativa me obligó a concluir que Darwin exige un salto de fe ciega para el cual no hay ninguna buena razón.


- La evidencia de la cosmológica
  
           ¿Cómo empezó el universo?¿Cuál es su origen?Preguntas que han generado tanta cotroversia a través de los siglos o inspirado tantas opiniones apasionadas.

          El filósofo americano William Lane Craig, nos dice:
“Desde el materialismo griego antiguo de la época de Platón y Aristóteles y a través de idealismo del siglo 19, la opinión predominante era que el universo es eterno. Que el universo nunca comenzó a existir. Que el universo en su conjunto es una entidad estática e intemporal”

         Esta creencia en un universo eterno e inmutable durante siglos un pilar de la cosmología accidental, fue cuestionado de forma inesperada en 1915 por la Teoría General de la Relatividad de Albert Einstein. Las ecuaciones de Einstein implicaban una posibilidad sorprendente, el cosmos no es estático, sino que existía en un estado continuo, ya sea de contracción o expansión.

         Jay Wesley Richards filósofo analista americano nos dice:"A Einstein no le gustaba la idea de que el universo era dinámico. Como casi todos los científicos de la época, a comienzos del siglo 20, él asumió el universo era estático y eterno. Lo que es interesante e irónico es que él pensó que había cometido algún tipo de error en sus ecuaciones para la Teoría General de la Relatividad, pero unos años después de haber desarrollado la teoría, un astrónomo belga llamado Lemaitre desarrolló un modelo basado en sus ecuaciones el cual también predijo que el Universo estaba en un estado continuo de expansión".

         En 1929, las predicciones teórica fueron confirmadas con datos empíricos. En el observatorio de Monte Wilson cercano a Los Ángeles, el astrónomo Edwin Hebble estudió la luz de galaxias distantes. Hubble determinó que las galaxias más allá de nuestra Vía Láctea se alejan de nosotros a una velocidad proporcional a su distancia de la Tierra. Cuanto más lejana la galaxia, más rápido se está alejando. El histórico descubrimiento de Hubble llevó a la mayoría de los astrónomos y físicos, incluyendo a Albert Einstein, a una conclusión similar. Si el universo está en continua expansión, entonces, en puntos anteriores de su historia debió ser más pequeño y más denso.


   


         Lee Strobel: "Creo que una buena manera de visualizarlo es imaginar que la historia del universo es fotografiada y convertida en una película que pudiéramos proyectar. A medida que la proyección avanza, veríamos como el universo se expande continuamente. Pero si el proyector se detuviera y se pusiera en reversa para ver la película marcha atrás, en lugar de ver las galaxias alejarse más unas de otras, las veríamos juntarse más y más cerca. 

         William L. Craig: Y seguir esta expansión atrás en el tiempo, el universo se vuelve más y más y más denso, hasta que finalmente todo el universo conocido se contrae a un estado de infinita densidad que marca el inicio del universo. En este punto, que los cosmólogos llaman “la Singularidad”, toda la materia y energía, el espacio físico, y el tiempo en sí mismos llegaron  existir. Esto representa literalmente el origen del universo a partir de la nada. Así que la sorprendente implicación del descubrimiento de Hubble fue la finitud temporal del universo, que el universo tuvo un comienzo absoluto en algún punto del pasado finito."

         Durante la segunda mitad del siglo 20, otros descubrimientos también apuntaron a un universo con comienzo. Estas imágenes de la Radiación de Fondo de Microondas cósmica documentaron lo que la mayoría de científicos creen ahora que es el calor remanentente generado durante la historia temprana del universo. 









         La Radiación de Fondo se encuentra a través del cosmos e indica su expansión a partir de un repentino tal vez violento momento en el tiempo. Esta evidencia de un universo finito ha reafirmado la conclusión de una antigua deducción filosófica. Se llama el Argumentos Cosmológico de Kalam. 

        "El argumento Kalam es engañosamente simple en su formulación. Consiste básicamente en tres pasos.
Premisa 1: Lo que comienza a existir tiene una causa.
Algo no puede llegara existir sin Causa, a partir absolutamente de nada.
Premisa 2: El universo comenzó a existir y el notable desarrollo que ha ocurrido es que por primera vez, ahora tenemos evidencia científica sólida para la verdad de esa 2° premisa. Que el universo comenzó a existir.
Y a partir de esas dos premisas es lógico deducir, por tanto, el universo tiene una causa de su existencia. Lo que comienza a existir tiene una causa. El universo comenzó a existir, por lo tanto, el universo tiene una causa de su existencia. Esto apunta a una realidad más allá del universo. Una realidad trascendente más allá del espacio y del tiempo, y por lo tanto, no físico e inmaterial, que creó el universo de la nada, y le dio origen."

        Las implicaciones de una universo finito junto a otros descubrimientos de la cosmología moderna, han llevado a muchos científicos a conclusiones inequívocamente teológicas.

“No hay motivos para suponer que la materia y la energía existían antes y fueron de repente impulsados a actuar, es más simple postular creación ‘ex bihilo’ voluntariamente divina constituyendo naturalmente de la nada.”(Edmund Whittaker, Físico.)

“La cadena de eventos que llevaron al hombre comenzó de repente y bruscamente en un momento definido en el tiempo, en un destello de energía y luz.”(Robert Jastrow, Astrónomo)

“No podemos entender el universo de manera clara, sin lo sobrenatral.” (Allan Sandage, Cosmólogo)

        Lee Strobel: "La creación sobrenatural del universo, en un destello de energía y luz. Se parece demasiado al primer capítulo del Génesis para mí. Hoy en día, la gran mayoría incluso de los más escépticos, astrónomos y cosmólogos creen que el universo tuvo un principio. Esta creencia no se basa en una doctrina teológica. Se basa en la evidencia científica. Si seguimos la evidencia dondequiera que nos lleve, está apuntando con claridad, poderosa y convincente en dirección a un Creador."





- La evidencia de la física


         Desde el principio del tiempo, toda la materia en el universo se ha regido por leyes y constantes precisamente balanciadas.
Robin Collins, un filósofo con lidenciaturas en matemáticas y física, explica cómo estas leyes ofrecen evidencia convincente de un Creador y conspiran para hacer al universo habitable para la vida.

        “Las leyes de la física están equilibradas a filo de la navaja para que exista la vida. Por ejemplo, si no tienes algo como la gravedad que atrae y reúne a la materia, nunca tendrías planetas, nunca tendrías estrellas, no tendrías ningún organismo complejo. SI no tienes la interacción Nuclear Fuerte, no habría nada que mantenga unidos a protones y neutrones en el núcleo. Así no habría átomos, no habría química. Si no tiene la fuerza electromagnética, no tendrías ningún enlace químico. No tendrías luz y la lista sigue.  Necesitas que todo este tipo de principios fundamentales estén a punto para que se produzca vida. Elimina uno de esos principios, elimina una de esas leyes… adiós vida.” Explica que la vida también depende precisas fuerzas y valores relativos de muchas constantes físicas diferentes. Un ejemplo de esta “Buena Afinación” es la Fuerza de Gravedad.

        Imagina una regla dividida en incrementos de una pulgada y extiéndela a través de todo el universo. Una distancia de unos 14 mil millones de años luz. Como ejemplo la regla representa las posibles variaciones de la Gravedad. En otras palabras, la posición para la Fuerza de Gravedad podría estar en cualquier punto de la regla, pero justo está situada exactamente en el lugar correcto para que la vida sea posible. Pero si fueras a cambiar la Fuerza de Gravedad moviendo la posición sólo una pulgada ¡comparada con todo el ancho del universo! El efecto sobre la vida sería catastrófico. No podría existir forma de vida de gran escala. Todo lo que fuera mayor al tamaño de un guisante sería completamente aplastado. Podrías ser capaz de obtener vida de un tipo muy primitiva, tales como bacterias, pero nunca podrás obtener observadores conscientes.











         La Fuerza de la Gravedad es sólo uno de al menos 30 parámetros separados que deben estar delicadamente afinados para producir un universo con vida sustentable. Otro ejemplo es la Constante Cosmológica. La constante Cosmológica describe la velocidad de expansión del espacio en el universo. Si el espacio se expande muy rápidamente, entonces el universo se extiende tan rápidamente que los objetos materiales no pueden formarse. Así no puedes tener estrellas galaxias, ni planetas y los tipos de cosas que damos por sentado en nuestro universo. Los físicos han determinado que la Constante Cosmológica está bien afinada a 1 parte en 100 millones, mil millones, mil millones, mil millones, mil millones, mil millones. Esta precisión ha sido comparada con viajar cientos de kilómetros en el espacio, luego lanzar un dardo a la Tierra y acertar a una diana que mide una billonésima de una billonésima de 1 centímetro de diámetro. Un área menor que un ancho de un solo átomo.
Basta con contemplar esos dos parámetros, la Gravedad y la Constante Cosmológica. Su nivel de buena afinación tiene una precisión de 1 parte en cien millones, billones, billones,  billones, billones,  billones, billones,  billones. Es como un átomo en todo el universo conocido.






       Esta buena afinación también es evidente a nivel atómico. La Interacción Nuclear Fuerte mantiene a los átomos unidos. Si la intensidad de esta fuerza disminuyera en 1 parte de 10.000 mil millones, mil millones, mil millones, mil millones, el único elemento que quedaría en el universo sería el hidrógeno. La vida química no sería posible. La buena afinación de leyes y fuerzas físicas es tan precisa que pocos teóricos se sienten cómodos invocando el Azar como explicación. A menos que nuestro universo no sea la única tirada de dados.



Si la Interacción Nuclear Fuerte disminuyera tan solo en:






      Si el universo está bien afinado para la vida compleja, tal vez hay un Buen Afinador. Tal vez fue bien afinado para la vida. Esto tiene ciertas desagradables implicaciones teológicas. Por lo tanto no sorprende que aquellos comprometidos con una visión fundamentalmente materialista de la realidad tratarán de encontrar una puerta de escape y la puerta escape más popular para esta implicación teológica de la Buena Afinación es la idea de Universos Múltiples.

     Como su nombre lo indica, la teoría de los Universos Múltiples propone que nuestro universo no es único. Por el contrario, es parte de un vasto conjunto de universos, cada uno con un conjunto diferente de leyes y constantes. Si sólo hay un universo entonces la conclusión, de que el universo parece bien afinado porque está bien afinado, es ineludible. Pero si nuestro universo es sólo uno de un vasto conjunto, entonces pareces tener más recursos para jugar. El azar recibe un nuevo aliciente de vida. A veces trato de imaginar qué tenían en mente los físicos que postularon esta idea de universos múltiples. ¿Cuál sería el aspecto del generador que los crea? Tal vez es como un monolito gigante con docenas de diferentes manecillas, cada una tiene que ser puesta a la constante física correcta.
“Si pensamos en estos parámetros como manecillas, cada una de las manecillas es diferente. Si produces suficientes universos con suficientes posiciones de manecillas, eventualmente, sólo por azar, obtendrías uno perfecto. Así tendrías que producir un billón, billón, billón, billón, billón, billón, billón, billón, billón, de universos. Pero con el tiempo, si tienes un generador que escupe un enorme número de ellos, se obtiene el ajuste de manecillas correcto. Y entonces sólo por azar, obtienes condiciones adecuadas para la vida. Es una gigantesca lotería cósmica, esa es la idea.”

¡Es una idea interesante! Es decir, sólo hay un problema ¡No hay pruebas independientes de que sea verdad! Además, en realidad sólo empuja la cuestión un paso atrás,  porque aún podemos preguntar  “¿Quién construyó el generador?” La sugerencia de universos múltiples me parece como un intento desesperado para explicar lo obvio. Lo cual es que el universo está bien afinado por una inteligencia para sustentar vida compleja.
Una inteligencia que está más allá de las limitaciones de tiempo y espacio.

         Guillermo González, Astrobiólogo nos dice:
"Por más de una década, ha investigado las características de un planeta requeridas para sustentar vida compleja. Las estimaciones varían, pero una lista actualizada de estos factores suman un mínimo de 20, incluyendo una atmósfera rica en oxígeno, agua líquida y grandes masas de tierra continental. Una estrella con la correcta temperatura y masa. Una trayectoria orbital que no esté demasiado lejos ni demasiado cerca de la estrella. Una luna bastante grande para estabilizar la inclinación del eje y el movimiento de las mareas del planeta. Un campo magnético lo bastante fuerte para desviar la radiación del sol. Y una posición en la estrecha región habitable de una galaxia espiral"

















         “Todos estos factores se deben cumplir en un lugar a la vez, en la galaxia, para tener un planeta tan habitable como la Tierra, necesario para vida compleja e incluso tecnológica.”
Los teóricos han intentado calcular las probabilidades de que los factores necesarios para la vida aparezca al mismo tiempo, en el mismo planeta. Una estimación conservadora es de 1 posibilidad entre 10  la -15ª, o una milésima parte de una billonésima (1/1.000.000.000.000.000). En esos términos, incluso cuando se compara con los miles de millones de soles y posibles planetas de nuestra Vía Láctea, la probabilidad de una sólo Mundo habitable, parece poco probable."
“Hay muchos recursos probabilísticos en la galaxia. Pero al otro lado de la moneda están todos estos factores necesarios. Debes tener todo perfectamente para conseguir un sólo planeta habitable como la Tierra, y eso me llevó a concluir que sí, somos raros en la galaxia”.

El estudio de Gonzáles sobre la habitabilidad de la Tierra lo llevó a ampliar el alcance de su investigación a Jay Richards. Comenzaron a examinar cómo un planeta sustentador de vida como la Tierra también da a sus habitantes humanos acceso a los misterios del universo.
“En algún momento en la historia de la raza humana algunas persona habrán considerado las siguientes preguntas. Nos preguntamos ¿Por qué podemos ver galaxias lejanas a millones de años luz de distancia en el universo? ¿Por qué podemos postular qué pasa dentro de los átomos, o dentro de los agujeros negros? ¿Por qué somos capaces de descubrir cosas sobre el universo? De responder las preguntas acerca de su edad. La mayoría de descubrimientos científicos que podemos hacer. Este tipo de cosas no pueden explicarse en términos de la “supervivencia del más apto” de nuestros antepasados distantes. No sólo nuestra capacidad de hacer ciencia, sino la apertura del mundo natural a la ciencia. Supera completamente al reduccionismo y explicaciones Darwinianas que hemos usado.
En respuesta a esta evidencia Richars y González argumentan que nuestra capacidad de realizar descubrimientos científicos no es una casualidad o accidente. Al contrario, apunta a un propósito subyacente detrás del universo: Está diseñado para el descubrimiento.
Guillermo Gonzáles y Richards pasaron varios años persiguiendo una hipótesis que esas cosas excepcionales que necesita la vida en un medio ambiente planetario, esas cosas que hacen a un planeta habitable también proporcionan el mejor conjunto posible de condiciones generales para el descubrimiento científico.

Hay muchos ejemplos de esta correlación, incluyendo la atmósfera rica en oxígeno de nuestro planeta. Es un requisito esencial para nuestra superviviencia y una ventana transparente que nos permite explorar el universo distante.
La distancia precisa de la Tierra al Sol y el tamaño de su Luna y su estrella. Estos factores no sólo controlan la temperatura de nuestro planeta, la inclinación del eje, y el movimiento de las mareas, también aseguran eclipses de Sol perfectos. Fenómenos que han proporcionado a los científicos valiosos datos sobre la composición de las estrellas y las propiedades de la luz.
Y nuestra ubicación en la Vía Láctea. La Tierra está posicionada entre dos brazos espirales, dentro de una región relativamente pequeña donde la vida es posible. Como resultado, disfrutamos de una excelente plataforma para una visión clara y sin obstáculos de nuestra galaxia y el resto del cosmos.



            Lee Strobel: Creo que Dios intencionalmente hizo un hábitat para nosotros que nos permite Verlo a través de la Creación que Él ha dejado atrás. Y este hábitat es propicio para que hagamos investigación científica. No tenía por qué ser así. Pero lo es ¿Por qué? Porque creo que al hacer ciencia, encontramos a Dios.



- La evidencia de la máquina biológica


          A los largo de la segunda mitad del siglo 20, espectaculares tecnologías revolucionaron la comprensión científica de la célula. La unidad básica de la vida.
Michael Behe, Bioquímico.
“En el 19, cuando Darwin estaba vivo, los científicos pensaban que la base de la vida, la célula, era una simple gota de protoplasma, como un pedazo de gelatina o algo para nada difícil de explicar. Pero con el trabajo duro de la ciencia en el siglo 20 hemos visto que la célula está lejos de ser simple. Tiene máquinas moleculares muy complicadas y cosas muy resistentes a la explicación Darwiniana.”

         Mucha gente no sabe lo pequeñas y complejas que son las células. Una típica célula suya o mía se llama célula eucariota, es probablemente una décima parte del tamaño de la cabeza de un alfiler, sin embargo, en esa única célula, hay unas 3 mil millones de unidades de ADN formando los cromosomas. Y esos 3 mil millones de unidades hacen que las máquinas moleculares de la célula, literalmente, máquinas que hacen a la célula funcionar.
Con animación por computador, podemos entrar en la célula. Aquí la asombrosa complejidad de su maquinaria molecular se ve claramente. Es como ir a una fábrica de automóviles. La fábrica tiene un gran número de máquinas. Las piezas tienen que encajar en formas muy específicas para hacer su trabajo. SI algo falla, la célula estaría en grande problemas. Una sola célula es enormemente compleja, pero los seres humanos, ustedes y yo estamos hechos de billones de células y esos billones de células tienen que encajar entre sí en la forma correcta y hacer su propio trabajo.











         El Darwinismo era mucho más creíble cuando pensábamos en la gota de protoplasma que ahora cuando pensamos en máquinas moleculares”
Cada una de estas máquinas bioquímicas es una obra maestra de ingeniaría y nanotecnología. Son esenciales para funciones tan vitales y tan diversas como visión, fotosíntesis y la producción de energía en la célula.

         El científico Michael Behe ha estudiado varias de estas máquinas, incluido el flagelo, un notable motor rotativo. Dice:

“Recuerdo la primera vez que busqué en un libro de bioquímica y vi un dibujo de algo llamado una flagelo bateriano, con todas sus partes, en toda su gloria. Tenía una hélice, una juntura, eje de transmisión y motor, y yo miré eso y dije, “Es un motor fuera de borda. Está diseñado, no es un ensamblaje de piezas al azar.”











        La reacción de Behe no es de extrañar, especialmente cuando el motor del flagelo bacteriano esta animado y magnificado más de 50.000 veces para mostrar los detalles de su construcción y operación.
Howard Berg de la Universidad de Harvard lo ha denominado la máquina más eficiente del universo. “Estas máquinas, algunas de ellas moviéndose a 100.000 Rpm, y están cableadas con transducción de señal o mecanismo sensorial, así reciben retroalimentación del medio ambiente”

       Michael: “Tiene una cola de proteínas que actúan como una hélice. Cuando el flagelo rota, estas empujando el agua y por lo tanto impulsan la bacteria hacia adelante. El motor utiliza un flujo de ácido del exterior de la célula al interior de la célula para potenciar la rotación. El flagelo bacteriano tiene dos marchas,  adelante y reversa. Fuerza motriz protóica enfriada por agua. Tiene un estator, tiene un rotor, tiene una Junta Cardán, y eje de transmisión, tiene una hélice. No es por conveniencia que les damos estos nombres. Ésa es verdaderamente su función.

        Alrededor de 40 piezas de proteínas diferentes donde necesarios para construir un motor flagelar. La mitad de ellas son proteínas constructoras, mecanismo especializados que ensamblan los componentes individuales del flagelo. Desde su descubrimiento, los biólogos han intentado comprender cómo una máquina de tan excelente diseño podría haber surgido gradualmente sin previsión o plan a través de la ruta biológica que Darwin imaginó. Los que Darwin trataba de demostrar era que las cosas que parecen diseñadas no están realmente diseñadas. Pero, que podemos encontrar procesos naturales para explicar la complejidad de la vida.

       Darwin teorizó que cada parte de cada organismo vivo evoluciona por Selección Natural. Un proceso ciego que realiza cambios al azar en la célula.
Darwin creía que, con el tiempo suficiente, estas variaciones al azar transformarían las células más simples en la gran diversidad de vida que habita nuestro planeta.
En el estudio de la evolución y las máquinas moleculares, Michael Behe ha planteado un importante cuestionamiento al poder creativo del mecanismo de selección natural de Darwin. Se llama Complejidad Irreducible. La Complejidad Irreducible fue acuñada por Michael Behe en la descripción de estas máquinas moleculares. Básicamente dice que hay piezas multi-componentes en cualquier orgánulo o sistema de una célula. Todos los cuales son necesarios para una función. Es decir, si de quita una pieza se pierde la función de ese sistema.

       La Complejidad Irreducible se puede ilustrar con una máquina común no biológica, una ratonera. La trampa se compone de cinco piezas básicas. Un seguro para mantener el cebo. Un resorte fuerte. Una barra delgada, doblada llamada el martillo. Una barra de sujeción para asegurar el martillo en su lugar. Y una plataforma sobre la cual todo el sistema está montado. Si cualquiera de estas partes falta o está defectuosa el mecanismo no funcionará. Todos los componente, de este sistema de complejidad irreducible, deben estar presentes al mismo tiempo para que la máquina realice su función, cazar ratones.





       El concepto de complejidad irreducible también se aplica a máquinas biológicas, incluyendo el flagelo bacteriano. En total, hay cerca de 40 partes de proteínas diferentes que son necesarias para que esta máquina trabaje. Y si alguna de estas partes falta, entonces o bien se obtiene un flagelo que no funciona, porque le falta la juntura o el eje de transmisión o lo que sea, o ni siquiera es construido dentro de la célula. No se puede ensamblar algo como esto gradualmente, porque necesitamos un gran número de partes interactuando entre sí al mismo tiempo antes de poder funcionar.

       Sin las herramientas para observar esta máquina, y mucho antes de la idea de la complejidad irreducible, Charles Darwin ofreció una manera de poner a prueba su propia teoría. EN “Origen de las Especies”, escribió: “Si puede ser demostrado que algún organismo complejo existió el cual no pudiera posiblemente hacer sino formado por numerosas sucesivas modificaciones leves, mi teoría estaría absolutamente derribada”- Charles Darwin.

      Darwin reconoció que si alguien identifica un sistema biológica que no puedo hacer sido construido en pasos graduales, durante largos períodos de tiempo, entonces su teoría no sería válida. Los que Michael Behe y otros han descubierto es la existencia de mecanismos biológicas que no se pueden explicar por los procesos Darwinianos. Las predicciones fallidas de Darwin han falseado su propia teoría.


- La evidencia de la información biológica


        La existencia de complejas máquinas biológicas plantea una pregunta obvia. Si la selección natural no es el agente de su construcción, entonces ¿qué es?. La pieza central de la investigación de Strobel fue una entrevista con el filósofo de ciencia el Dr. Stephen Meyer.  Meyer, quien tiene un doctorado de la Universidad de Cambridge, me llevó a enfrentarme con el más eficiente sistema de procesamiento de información en el universo. La molécula de ADN y su Lenguaje de la Vida. El descubrimiento de las propiedades portadoras de información del ADN y el ARN es un cuestionamiento fundamental a todas las teorías materialistas del origen de la vida.

       “El neo-darwinismo y sus teorías asociadas de evolución química y similares, no sobrevivirán a la Biología de la era de la información, la Biología del siglo 21.”
Las conclusiones de Meyer se basan en su comprensión de la molécula de ADN y las instrucciones genéticas encerradas en el núcleo de las células vivas.
“En 1953, cuando Watson y Crick dilucidaron la estructura de la molécula de ADN. Ellos descubrieron que el ADN era portador de información genética en la forma de un código de cuatro caracteres digitales. Es decir que el ADN funciona como un programa de Software, sólo que más complejo que cualquiera que se haya creado o concebido jamás. Para que un sistema biológica se ejecute y opere, necesita la información genética para construir las proteínas y las máquinas se proteínas que mantienen a la célula funcionando.”
Esta información se almacena en una disposición de cuatro químicos que los científicos representan con las letras A,C,T y G. Las secuencias de estos químicos proporcionan las instrucciones necesarias para ensamblar complejas moléculas de proteína las cuales a su vez construyen estructuras tan diversas como ojos, patas, alas y corazones. Este código ha sido llamado el Lenguaje de la Vida. Y es el más denso y elaboradamente detallado ensamblaje de información en el universo conocido.
       El genetista Michael Denton ha estimado que la cantidad de información biológica necesaria para construir todas las proteínas de todas las especies de organismos que han existido en el planeta Tierra podrían contenerse en una cucharilla y todavía tendríamos espacio de sobra para toda la información contenida en todos los libros alguna vez escritos. Cuanto más se aprende sobre el ADN más comprendía el significado de lo que Stephen Meyer llamó la pregunta más fundamental que enfrentaría la biología actual. ¿De dónde viene la información del ADN?¿Cómo surgió, en un comienzo?.

         “Mucha gente ha querido explicar el origen de la información aludiendo a las leyes físicas y químicas o aludiendo a las propiedades químicas de las partes constituyentes del ADN. Pero es como decir que puedes explicar la información del titulas del New York Time refiriéndote a la física y química de la tinta adherida al papel. Hay una explicación química de por qué la tinta se adhiere al papel. Pero eso no explica la forma en que se dispuso la tinta para transmitir un mensaje que pudiera entenderse por lectores del idioma Inglés. La información requiere un soporte material, pero trasciende el soporte material.

         Una explicación para el origen de las instrucciones genéticas necesarias para construir la primera vida es el Santo Grial de la biología del siglo 21. Las teorías que proponen que esta información surgió a través de la selección natural actuando sobre molécula sin vida o el poder de auto-organización de los químicos en una Sopa Primordial han fracasado repetidamente. Incluso el Tiempo y Azar Ciego, los “salvadores” tan invocados para escenarios biológicos inverosímiles son insuficientes como explicación para el origen de las instrucciones del ADN. Los matemáticos, por ejemplo han calculado que un universo lleno de monos escribiendo son descanso desde la más antigua edad estimada del cosmos no tendrían ninguna posibilidad realista de producir la obra de Shakespeare, Hamlet. Ni hablar de una transcripción de la información genética necesaria para construir la más simple célula viviente.




        “Basados en nuestra constante y reiterada experiencia, la cual es fundamento de todo razonamiento científico sobre el pasado, sólo hay una causa conocida para el origen de la información, y esa causa es la inteligencia. Ya sea que estemos buscando en una inscripción jeroglífica, una sección de texto en un libro, o un programa informático, si tenemos una información y rastremos su origen invariablemente llegamos a una inteligencia. Por lo tanto, cuando encontramos información inscrita a los largo de la columna de la molécula de ADN, en la célula, inferencia más racional, basada en nuestra experiencia repetida, es que una inteligencia de algún tipo desempeñó un rol en el origen de esa información”.

        Las implicaciones de la evidencia científica, junto con la lógica Meyer, son profundas. Si encontramos información en el interior de cada célula en todos los seres vivos, ¿No podría ser en un sentido, la firma de un Creador?
30 siglos antes que la ciencia descubriera los misterios de la información genética o que un telescopio sondeara miles de millones de años luz en el espacio, el pastor y poeta hebreo, David, escribió elocuentemente de un Creador que revela su existencia y poder a través de todo lo que ha hecho.
“Los cielos declaran la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día y una noche declara sabiduría. Por toda la tierra salió su voz y hasta el extremo del mundo sus palabras” Salmo 19

         Dios mismo es invisible. Él es espíritu, y sin embargo, un propósito que él tiene para nosotros es que lo encontremos para poder conocerlo. Y el ha dejado una serie de pistas. Y a veces sólo tenemos que sacarnos nuestras anteojeras e ir más allá de nuestras presuposiciones y decir:
“Está bien, voy a seguir la evidencia científica dondequiera que apunte. Y si eso me lleva a una conclusión muy incómoda, que hay un Creador, entonces, si la evidencia apunta en esa dirección, entonces hacia allá voy a ir.”

       “Según los medios de comunicación el Diseño Inteligente es una idea “Basada en la fe”. Y diciendo eso, quieren desecharla como algo que no tiene fundamento científico. Pero los medios han confundido una cuestión fundamental. Ellos confunden las pruebas de la teoría con las implicaciones de la teoría. La teoría del Diseño Inteligente bien puede tener implicaciones que apoyan la creencia teísta. Pero la teoría no está basada en la creencia teísta. Se basa en el descubrimiento de código digital en las células, máquinas en miniaturas dentro de las células, la Buena Afinación de las leyes físicas y químicas. Y las formas estándar de razonamiento científico sobre el pasado remoto en la historia de la vida.”

       Hace 40 años, una charla en clases de biología en la secundaria convenció a un curioso estudiante de 14 años de edad que Dios no existía. Irónicamente, años después, fue una investigación con mente abierta de la evidencia científica que avivó en Lee Strobel la creencia en un Creador. Una de las cosas más interesantes que he aprendido yendo en este viaje de descubrimiento científico ha sido que no tienes que comentar un suicidio intelectual para llegar a la conclusión de que hay un diseñador inteligente. Porque hoy en día la ciencia apunta más directamente y más poderosamente hacia un Creador más que en cualquier otro momento en la historia del mundo.


      Lee Strobel: Yo fui entrenado en Periodismo y Derecho a obedecer a la verdad. Tuve que dar un paso de fe en la misma dirección en que la evidencia está fluyendo. Lo cual es lógico y racional. Lo que hacemos todos los días de nuestra vida. Damos pasos de fe basados en la evidencia que percibimos. Ese fue el paso más lógico y racional que he tomado poner mi fe en el Creador que la ciencia me dice que existe. 


La obra "El caso de un Creador" puede verse en este documental titulado del mismo nombre:



El Caso de un Creador
Lee Strobel





“La astronomía nos conduce a un evento único, a un universo que fue creado de la nada, que tiene el mismísimo y delicado balance necesario para proveer las condiciones exactas que se requieren para permitir la vida, y que tiene un plan fundamental (que podría denominarse ‘sobrenatural’)" (Premio Nóbel Arno Penzias)


“El ADN humano contiene más información organizada que la Enciclopedia Británica. Si el texto completo de la enciclopedia llegara del espacio codificado en lenguaje binario, la mayoría de la gente lo consideraría como una prueba de la existencia de inteligencia extraterrestre. Pero cuando es visto en la naturaleza, se explica como producto de fuerzas aleatorias.” (George Sim Johnson)



“Los vastos misterios del universo solo deberían confirmar nuestra creencia en la certeza de su Creador. Encuentro tan difícil entender a un científico que no advierte la presencia de una racionalidad superior detrás de la existencia del universo, como lo es comprender a un teólogo que niega los avances de la ciencia.” (Werner von Braun, padre de la ciencia espacial)



“¿Por qué un montón de átomos deberían tener capacidad para pensar? ¿Por qué, mientras yo escribo, debería ser capaz de reflejar lo que estoy haciendo y por qué, mientras tu lees, serías capaz de ponderar mis argumentos, estar o no de acuerdo, con placer o con dolor, decidiendo refutarme o concluyendo que simplemente no valgo la pena? Nadie, por cierto no los darwinistas como tales, parecen tener alguna respuesta a esto... La cuestión es que no existe respuesta científica.” (Filósofo darwinista Michael Ruse)



"Einstein dijo: “Dios no juega a los dados”. Y estaba en lo correcto, Dios juega Scrabble" (Philip Gold)






Entradas relacionadas
La fe de los ateos
La ciencia no contradice a la fe