lunes, 17 de noviembre de 2014

La guerra científica: TESLA V/s EINSTEIN




LA GUERRA CIENTIFICA: TESLA V/s EINSTEIN                            
(Por MARC J. SEIFER)

Contenido:

Introducción
Teoría de la relatividad general y el eclipse de 1919
La estructura del Éter
Gravedad
Gran Unificación
Fuentes.
Artículos relacionados.


Introducción


Albert Einstein publicó en el año 1905 un tratado titulado: Zur Elektrodynamik bewegter Körper (Sobre la electrodinámica de cuerpos en movimiento). En este artículo Einstein introducía la teoría de la relatividad especial tratando el movimiento de los cuerpos y el electromagnetismo en ausencia de la fuerza de interacción gravitatoria. Sin embargo, Einstein omitió citar toda referencia a las ideas o conceptos desarrollados anteriormente por varios científicos. 

La relatividad especial resolvía los problemas abiertos por el experimento de Michelson y Morley (explicado mas adelante) en el que se había demostrado que las ondas electromagnéticas que forman la luz, se movían en ausencia de un medio. La velocidad de la luz es, por lo tanto, constante y no relativa al movimiento. Ya en 1894, George Fitzgerald había estudiado esta cuestión demostrando que el experimento de Michelson y Morley podía ser explicado si los cuerpos se contraen en la dirección de su movimiento.

De hecho, algunas de las ecuaciones fundamentales de la obra de Einstein habían sido introducidas anteriormente (1903) por el físico holandés Hendrik Lorentz, dando forma matemática a la conjetura de Fitzgerald. Las ecuaciones de la relatividad especial se denominaron como transformaciones de Lorentz, porque fue Hendrik Lorentz quien las obtuvo antes y en lugar de Einstein. Los dos resultados principales de Lorentz: la dilatación del tiempo y la contracción del espacio, fueron introducidos subrepticiamente por Einstein en su "demostración" de 1905. Esto fue reconocido por Arthur Miller, un gran admirador de Einstein.

Otro de los científicos más notables de la teoría, y a quien la historia le debe casi todo el mérito de la misma, fue Jules Henri Poincaré (1854-1912). Pues vemos que los estudios de Poincaré incluyen:

-Una versión previa de la teoría particular de la relatividad.
-La confirmación de que la velocidad de la luz es constante.
-Sugirió que la masa depende de la velocidad.
-La formulación del principio de la relatividad, de acuerdo al cual ningún experimento mecánico o electromecánico será capaz de diferenciar el estado de reposo o el estado del movimiento continuo.
-La demostración de las transformaciones de Lorentz. 

G.H.Keswani (1965) fue obligado declarar: "Ya en 1895, el innovador Poincaré suponía, que es imposible determinar el movimiento absoluto" y que "en 1900 presentó el principio de la relatividad del movimiento que luego en su libro Science and Hypothesis la llamó la ley de la relatividad y el principio de la relatividad". Einstein no mencionó la existencia de ninguna de estas obras teóricas cuando en 1905 publicaba su tratado sin bibliografía.

Aparte de determinar una forma previa de la teoría de la relatividad, Poincaré entregó la parte más importante del concepto: el modo de tratar el tiempo local. De él proviene la idea de sincronización de los relojes, que es algo clave en la teoría de la relatividad particular.

Charles Nordman se sentía obligado a escribir: "Ocurre que, la mayoría de las cosas atribuidas a Einstein, fueron elaboradas por Poincaré"; "Todo ya lo conocían a Poincaré y otros más mucho antes de Einstein, y atribuir sus descubrimientos a este último es injusto".

Otros científicos no se sorprendieron por la teoría de la relatividad particular "einsteiniana" como la mayoría de la gente. Max Born en “Physics in my Generation” escribía: "Lo raro de la famosa obra de Einstein del año 1905, es la carencia de la bibliografía de las publicaciones de Poincaré y otros autores, se tiene la impresión de una idea innovadora, pero como ya intenté aclarar, esto no es verdad".

G. Burniston Brown (1967) escribe: "Resulta que, en contra de la opinión universal, Einstein tocó un papel de segunda importancia en la demostración de las fórmulas de la teoría de la relatividad particular o limitada y Whitaker llamó a esta teoría como la teoría de Poincaré y de Lorentz". De este modo, la teoría de la relatividad particular de Einstein se conoce como la teoría particular de Poincaré y de Lorentz.

En octubre de 1904 Poincaré expresó un par de las observaciones durante su discurso público acerca de la teoría particular de la relatividad:

"Todos estos resultados si fuesen confirmados, significarán el surgimiento total de una nueva mecánica cuya característica principal es que no hay velocidad superior a la velocidad de la luz porque los cuerpos se oponen a la creciente inercia como consecuencia del aumento de la velocidad, y esta inercia llegaría al infinito durante el alcance de la velocidad de la luz. Tanto más para un observador en movimiento progresivo, éste no esperaría que exista ninguna velocidad irreal superior a la velocidad de la luz".

La ecuación más famosa de todos los tiempos es la que representa matemáticamente la equivalencia entre la materia y la energía: E=mc². Tradicionalmente, se le atribuye a Albert Einstein (1905), sin embargo, Einstein nunca pudo demostrar el cálculo de esta ecuación, y no hay nada que la pueda vincular con la autoría de Einstein.

Si bien la idea de la equivalencia puede observarse ya en Isaac Newton, los origenes de la ecuacion se remontan a tres principales científicos: S. Tolver Preston (1875), Jules Henri Poincaré (1900) y Olinto de Pretto (1904). Todos ellos antes de Einstein. El italiano Olinto de Pretto en 1903 calculó exactamente E=mc² y determinó la increíble energía contenida en un kilogramo de carbón. Preston (1875) ya entendía todo esto, pues aplicaba esta fórmula en sus obras cuando Einstein todavía no había nacido.

Otro mito relacionado con Einstein, es el que afirma que él fue el padre de la bomba atómica, porque "su" ecuación E=mc² fue la base para su construcción. Aquí hay dos errores que merecen ser aclarados. En primer lugar, y como se ha mencionado, no fue Einstein el descubridor de E=mc². En segundo lugar, E=mc² no es la base de la bomba atómica, tal como sostienen algunas enciclopedias.
El arma de destrucción masiva que ocasionó el devastador genocidio en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki no fue el resultado de ninguna ecuación establecida, sino de innumerables descubrimientos, todos ellos fortuitos e inesperados. Hay que tener en cuenta todos los descubrimientos que accidentalmente tuvieron que ocurrir para que se llegara a la bomba: la radiactividad en 1896 por Becquerel; la transmutación artificial, por Rutherford en los 1910; el neutrón, inesperadamente descubierto por Chadwick en 1932, y sobre todo la inesperada fisión del uranio y su subsiguiente reacción en cadena, descubierta en 1939 en Alemania, por Lise Meitner y dos químicos, Fritz Strassman y Otto Hahn.

La propia reacción en cadena fue una sorpresa, y cuando Böhr le comunicó a Einstein en 1939 la noticia de que este proceso podría convertirse en una explosión gigantesca, Einstein no lo creyó. O sea, que 34 años después de haber "descubierto" "su" famosa ecuación, todavía Einstein pensaba que no era posible hacer una bomba atómica.

Heisenberg llega a decir en su libro “Physics and Philosophy” que es una idea común y equivocada pensar que la energía atómica proviene de una transmutación directa de la masa en energía según la ecuación E=mc². No es así. Más bien proviene de la simple repulsión eléctrica entre los protones del núcleo. Lo que sucede es que la ecuación se puede usar para calcular los resultados energéticos, pero de ninguna manera contiene la "causa" o la "explicación" de dicha energía.


Teoria de la relatividad general y el eclipse de 1919

Es ampliamente reconocido que Arthur Eddington falsificó los datos del eclipse solar de 1919 con el fin de confirmar la segunda teoría de la relatividad "de Einstein", es decir, la general. Cuando Eddington demostró, se decía, la teoría General de 1915, de que la luz se desviaba por la gravedad del Sol, de 24 placas fotográficas sólo tomó 6 a favor de Einstein, y abandonó diez que favorecían a Newton. Y la diferencia entre Einstein y Newton al respecto era sólo un factor de dos, pues Newton también predice que la luz se desvía por la gravedad.

El mismo Eddington estuvo más interesado en nombrar a Einstein como el rey de todas las ciencias que en confirmar su teoría. La sociedad de los físicos, aparentemente sin darse cuenta, se ocupó en un acto de engaño y en un complot silencioso, tomando una postura de los mirones inactivos observando una hiperinflación de los datos y el crecimiento de la reputación de Einstein. Este silencio tenía beneficios esperando a sus partidarios.

Lo que hace la expedición al Sobral y Príncipe tan sospechosa, es un apoyo incondicional a Einstein de parte de Eddington. Determinado a toda costa para demostrar que Einstein tenía razón, lo que hizo fue seleccionar los datos convenientes y no así verificar la teoría de Einstein. Incluso el engaño se pudo deducir de las declaraciones personales de Eddington presentadas por Ciark. Eddington no podía detenerse: "Parecía que, en contra de todo esfuerzo, por lo menos la expedición a Príncipe podría ser todo un fracaso".

Cuando Eddington presentaba sus resultados, solamente una persona más, aparte de Eddington, vio las fotos. Esta persona era C. L. Poor, quien rechazó totalmente los resultados de Eddington, lo que haría cualquier científico con un poco de ética.

He aquí un par citas de resumen de Poor: "La fórmula matemática con la cual Einstein calculó la flexión de los rayos solares pasantes sobre el borde del sol, es una fórmula bien conocida de la óptica". "Ninguno de los conceptos principales de variedad del tiempo, enrollado o curvado del espacio, la simultaneidad o la relatividad del movimiento no están de ninguna manera relacionado con las sugestiones de Einstein de la flexión de la luz". "Muchas expediciones relacionadas con los eclipses solares fueron puestos en un rango ficticio. Sus resultados no pueden ni derribar ni tampoco confirmar la teoría de la relatividad".

Sabemos, que Eddington esperaba ansioso la aceptación de la teoría de Einstein por la comunidad científica. Su fundamento fue un análisis prematuro de los negativos de las fotos: al comienzo, la luz de las estrellas parecía doblarse como lo predecía la teoría de Einstein, pero luego, como afirma Brown, vino lo inesperado: la luz de un par de las estrellas se doblaba en dirección diagonal en relación de la dirección esperada, y las otras en la dirección opuesta, lo que no preveía la teoría.

Poor (1930) demostró que todos los datos acumulados durante el eclipse en 1919 fueron absurdos, subrayando que el 85% de los datos fueron rechazados por sus "errores casuales", es decir, aquellos que estaban en desacuerdo con la escala de la constante de Einstein. El 15% restante de datos "correctos" fueron en concordancia con la escala de la constante de Einstein. Últimamente los datos de las estrellas que no confirmaban los resultados de la teoría del Einstein terminaron en el cajón y con el tiempo, el mito se arraigó fuertemente.

Y así, en la base de un puño de datos de doble sentido, los 200 años de los análisis teóricos, de experimentos, y las observaciones, fueron hechos a un lado, para dar lugar a Einstein.

Es difícil entender de qué manera Hawking pudo declarar: "La nueva teoría del espacio-tiempo curvado fue llamada como la teoría de la relatividad general... Fue confirmada con espectacular estilo en el año 1919, cuando una expedición británica al África Occidental observó un suave desplazamiento de las estrellas en las cercanías del sol durante el eclipse. Su luz, como lo ha previsto Einstein, fue doblada durante su paso cerca del Sol. Así se encontró una prueba directa para confirmar que el espacio y el tiempo se curvan".

Cuando escribía su trabajo publicado en 1935, con toda seguridad debería conocer la obra de Poor en la cual leemos: "Realmente los desplazamientos de las estrellas en mínimo grado no presentan las similitudes previstas por Einstein; ni de la dirección, ni de los tamaños, ni el grado de su caída con alejamiento del Sol". Lo que lo pone en duda, es que los aparatos y las condiciones físicas no eran adecuados a las necesidades de las mediciones de alta precisión. En un artículo del Instituto Británico de la Física de Precisión del año 2000, los aparatos con membrana tenían exactitud de 1/25 del grado, lo que significa, que los aparatos de Eddington fueron 200 veces menos precisos.

Mc. Causland (2001) cita a un ex-redactor del periódico Natura, John Maddox: "Crommelin y Eddington estaban decididos a realizar las mediciones de desvío de los rayos de la luz". "Lo que no está bien documentado, es que las mediciones realizadas en 1919 no fueron demasiado precisas". "En contra de los hechos, que las pruebas de los experimentos de la teoría de la relatividad de año 1919 parecen de poca confianza, pero la fama de Einstein quedó intacta y su teoría es vista como uno de los más grandes logros de la mente humana".

Eddington desde el comienzo no estaba interesado en examinar la teoría de Einstein, estaba interesado en confirmarla. Uno de los elementos de las motivaciones de Eddington para apoyar a Einstein fueron sus ideas políticas, pues ambos eran "pacifistas".

En un reporte de la Sociedad Real en el asunto del eclipse de 1919 describe los efectos de esta mistificación del siglo como las consecuencias del atraso de las investigaciones por lo menos de 80 años. Mc. Causlan declaró que "la afirmación sobre veracidad de la teoría de la relatividad de noviembre de 1919 no era ningún triunfo de la ciencia, como se lo presenta, sí un hecho lamentable en la historia de la ciencia del siglo XX".

El eclipse del año 1919 fue lo que realmente hizo famoso a Einstein. Le otorgó la fama internacional a pesar de que los resultados fueron fabricados, y de que faltaba todavía respaldo para demostrar la teoría de la relatividad general. Esta deformación es conocida desde los años 80, pero es mantenida incluso por reconocidos e importantes científicos como Stephen Hawking y David Levy.

Nikola Tesla (1856-1943) fue un inventor eléctrico, conocido como el archi rival de Tomas Edison. Mientras las invenciones de Edison incluyen la bombilla, el micrófono del telefono y el fonógrafo. Los inventos de Tesla incluyen la iluminación fluorescente, el sistema de energía hidroeléctrica de CA y la comunicación inalámbrica.

El hecho es que, Tesla también fue un físico que trabajaba en la universidad brindando cursos tales como geometría analítica, física experimental y matematica avanzada. En sus primeros años -1890- conferenciaba en la Universidad de Columbia, la Feria Mundial de Chicago y en las Sociedades Royal en París y Londres, donde a partir de las ideas de Isaac Newton y Lord Kelvin, Tesla presentó la estructura de los átomos como similar a los sistemas solares e introdujo las primeras nociones del comportamiento como particula y como onda de la luz, que fue lo que más tarde se conoció como el fotón. Algunos alumnos suyos que compartian sus ideas terminaron por ser ganadores del Premio Nobel como Wilhelm Roentgen , JJ Thompson , Lord Raleigh, Ernst Rutherford y Robert Millikan y otros científicos, como Elmer Sperry, Sir William Crookes, Sir Oliver Lodge, Lord Kelvin, Heinreich Hertz y Hermann von Helmholtz.

No hay ningun texto en la historia de la física que mencione a Tesla a pesar de que sus ideas llevaron al premio Nobel a varios cientificos. Por ejemplo cuando fue desarrollado por Rutherford y Bohr la descripción del sistema solar del átomo con los electrones que orbitan alrededor del núcleo y el descubrimiento de Einstein del efecto fotoeléctrico, que era equivalente a la onda de Tesla, la descripción en forma de particula y de onda que posee la luz.

Sin embargo, otra idea que discutió Tesla fue abandonada por los físicos modernos, y fue el concepto del éter omnipresente. Esto llevó a una serie de diferencias fundamentales que existen entre la visión de Tesla del mundo en comparación con la de Albert Einstein (1879-1955). Tesla estaba en desacuerdo con las conclusiones de la Teoría de la Relatividad de Einstein en un número de puntos.

Ya a principios del siglo 20, Tesla creyó que había interceptado los rayos cósmicos que emanaban del sol y que alcanzaban velocidades "muy superiores a la de la luz." En la última década de su vida, también afirmó que estos rayos cósmicos podrían aprovecharse para generar energía eléctrica. Tesla también vio a la radioactividad como evidencia de que un cuerpo material absorbe tanta energía como la que esta emitiendo. Tambien dijo que los impulsos transmitidos desde la torre Wardenclyffe de transmisión inalámbrica viajarían a velocidades superiores a la velocidad de la luz.

Es muy difícil de explicar las dos primeras especulaciones acerca del taquiónico (más rápido que la velocidad de la luz) de los rayos cósmicos y la radioactividad. Sin embargo, en lo que respecta a la tercera alegación, esta sugerencia que transmite energía a velocidades superiores a la velocidad de la luz puede ser discutido desde una variedad de puntos de vista. Teniendo en cuenta que la Tierra tiene una circunferencia de aproximadamente 25.000 millas, y la luz viaja a aproximadamente 186,000 millas/segundo, se puede ver que la luz necesitaría aproximadamente 1/7 segundos para dar vuelta a la Tierra. Pero... ¿existe en la propia Tierra un campo, que por la naturaleza de su tamaño supere la velocidad de la luz? Por ejemplo, ¿el polo norte, puede interactuar con el polo sur al instante? Si es así... en cierto sentido, la teoría de la relatividad es violada pues nada, puede "viajar" más rápido que la velocidad de la luz, sin embargo, la unidad electromagnética de la Tierra desmiente esa teoría.

Dando un paso más sobre este concepto, ¿puede el sistema solar o galaxia, cuando se percibe como una unidad funcional, interactuar con ella misma de alguna forma que por necesidad sea superior a la velocidad de la luz? (La galaxia, por supuesto, es de cientos de miles de años luz de longitud.) De hecho cuando nos fijamos en las fotografías de galaxias, estamos viendo entidades que tienen cientos de miles de años luz de largo. Ciertamente, estos sistemas tienen una estabilidad ortorotational, y/o momento angular que existe como una gestalt (totalidad) en un ámbito que trasciende fácilmente la velocidad de la luz y por lo tanto, en ese sentido, viola la relatividad.

Prueba concreta de que la relatividad puede ser violada se puede encontrar en el libro de George Gamow “Treinta Años que estremecieron la Física”. Gamow, uno de los padres fundadores de la física cuántica, nos dice que en la década del 20, Goudsmit y Uhlenbeck descubrieron no sólo que los electrones ortorotaban, sino también que lo hacian a 1,37 veces la velocidad de la luz. Gamow deja claro que este descubrimiento no violó nada en la física cuántica, lo que violaba era el principio de Einstein de que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz. Paul Adrian Dirac estudió el problema, siguiendo los pasos de Herman Minkowski, quien utilizó el número imaginario i, (la raíz cuadrada de -1) que es equivalente a la coordenada temporal en las ecuaciones de espacio-tiempo, Dirac le asigna el mismo número i al giro electrónico. De esta manera fue capaz de combinar la relatividad con la mecánica cuántica, y ganó el Premio Nobel en el proceso (1966 : 120-121). Esa fue la parte alegre de la historia. El inconveniente era que el hallazgo de que las partículas elementales giran más rápido que la velocidad de la luz se tomo a la ligera, como una cuestion sin demasiada relevancia. Ningun fisico se digno a hablar de esto. Lo que esto significa es que toda la evolución de la física del siglo 20 y el naciente siglo 21 está evolucionando haciendo caso omiso de este clave hallazgo de Goudsmit y Uhlenbeck. La idea seria que debido a que están girando más rápido que la velocidad de la luz, estan extrayendo energía del éter, -un reino pre-físico- y la convierten en una forma material.


La estructura del Éter

“En un cuerpo tan grande como el sol, sería imposible proyectar una perturbación como puede ser una emision de radio a cualquier distancia considerable, excepto a lo largo de la superficie debido a la supuesta curvatura del espacio que existe de acuerdo con las enseñanzas de la relatividad, pero no podria estar mas en desacuerdo. Yo sostengo que el espacio no se puede curvar, por la sencilla razón de que no puede tener propiedades. Bien podría decirse que Dios tiene propiedades... No las tiene, sólo tiene atributos y estos son de nuestra propia creación. De las propiedades del espacio sólo se puede hablar cuando se trate de la materia que llena el espacio. Decir que en la presencia de grandes masas el espacio se curva, es equivalente a afirmar que algo puede actuar sobre la nada. Por esta razon, me niego a aceptar tal punto de vista.” Nikola Tesla

En el modelo de Tesla, el espacio no se curva, sino que hay una fuerza que hace curvar la luz alrededor de grandes cuerpos. Estas ideas se relacionan con las teorías originales de Tesla sobre la gravedad, que nunca han sido publicadas, pero pueden determinarse mediante la decodificación de artículos relacionados del mismo Tesla o sobre él, de la década del 30 y 40.

Otro misterio clave en el que Tesla se diferencia de Einstein, implica los resultados paradójicos del experimento anteriormente mencionado de Michelson y Morley, que en 1887, trataron de detectar el éter mediante el uso de dos conjuntos de espejos señalando el uno al otro y colocados a kilómetros de distancia. Una serie de espejos se apunta en la dirección en que la Tierra se mueve y el otro grupo estaba dirigido en ángulo recto con el movimiento de la Tierra. Se formuló la hipótesis de que si el eter existia, una vez enviado un impulso, habría una diferencia entre los tiempos de retorno de cada conjunto, sin embargo, no se encontraron diferencias. [Claro, eso bajo una perspectiva Heliocentrista, el resultado fue v=0.1 (media) de 0,40 esperado, la rotación de la Tierra respecto al éter, por tanto él éter no se pudo detectar, y se dedujo, o está en reposo en todas direcciones o no existe. Bajo la perspectiva geocentrista, esto tiene una clara explicación, el movimiento de la Tierra respecto al éter es 0, porque la Tierra no se mueve, solo se detecta un leve viento que sería el éter (0.1) y que varía según la latitud] [corchetes añadidos]

Einstein estuvo de acuerdo esencialmente con los hallazgos afirmando que por su naturaleza, el éter no podria ser detectado. Sin embargo, también subió la apuesta considerablemente diciendo que si el éter podia detectarse entonces su teoría de la relatividad era un error. Einstein declaró además que si la luz podía viajar como una partícula entonces no necesitaria un medio (es decir, el éter) para viajar, a pesar de que la mayoría de los grandes científicos de la época, como Maxwell, Faraday, Kelvin, Fitzgerald y Lorentz aceptaron la conclusión obvia de que debia existir un medio de transferencia en el espacio, es decir, el éter. Todo esto fue pasado por alto. Esto llevó a una conclusión generalmente aceptada de que no existía el éter y asi estamos hoy dia, un siglo más tarde! Le Tomó a Einstein 15 años aceptar y reconocer este evidente error de concepto, pero el daño ya estaba hecho.

En 1920, dando una conferencia en la Universidad de Leiden, en el tema "El éter y la Teoría de la Relatividad " Einstein declaró abiertamente que el eter si existia, es decir, que era necesario como medio de transferencia, porque la luz también tenía propiedades ondulatorias. Incluso escribió a Lorentz para aclarar este punto, pero de nuevo, el daño ya estaba hecho. Esta conferencia ha recibido poca atención, fue ignorada en la biografía de Roland Clark sobre Einstein publicada en 1971, por lo que los siglos 20 y 21 evolucionaron y lo estan haciendo de tal manera de despedir a la teoría del eter del todo. Dado que en el experimento de Michelson Morley la luz viaja a la misma velocidad tanto en la dirección en que la Tierra se mueve y en ángulo recto a esa dirección, Einstein concluyó que la velocidad de la luz tenía que ser constante (de acuerdo con las fórmulas de la relatividad especial). Además sugirió en 1905 que el éter de la física del siglo 19 no era necesario, aunque lo que realmente quería decir era que no podía ser detectado. Era un punto de vista radical, que pronto fue ampliamente aceptado, a pesar de que daba a entender que no había nada entre las estrellas. Este concepto se convirtió rápidamente en un dogma, ya que ayudó a resolver una serie de dilemas, por ejemplo, ya no tenían que buscar el éter porque de acuerdo con este punto de vista, no es necesario y carece de relevancia.

Einstein no refuta la existencia del éter, él sólo dijo (en la Relatividad Especial) que si no existiera, la luz siempre viajaria a la misma velocidad.

Desde la perspectiva de los escritores de divulgación científica, la creencia en la no existencia del éter se mantuvo con vida, pero en realidad, en 1916 , Einstein había reemplazado al antiguo éter en su teoría de la Relatividad General con la curva del espacio-tiempo. Sólo que este nuevo "éter" ya no es un medio en el espacio euclidiano tridimensional, ahora el medio seria la “curva” de cuatro dimensiones no euclidiana del espacio tiempo. Esta fue la idea que era completamente inaceptable para Tesla, y criticó a Einstein en la década de 1930 a causa de ella.

Sin embargo una de las áreas en donde se encontraban en algún tipo de acuerdo, tenía que ver con las especulaciones del físico alemán Ernest Mach. Tomando sus ideas de las enseñanzas monoteístas y budistas, y de Isaac Newton, sugirió que todos los cuerpos materiales se atraen entre sí a través de la gravedad, Mach postuló que la masa de cualquier cuerpo material, tal como la tierra, dependía de algún tipo de fuerza de gravedad de todas las estrellas del universo. En otras palabras, decia que todos los efectos en el universo estaban relacionados con todos los demás. Einstein escribió Mach para decirle que esta idea estaba intrínsecamente relacionada con su formulación de la Teoría de la Relativitvidad.

Aun no he encontrado una cita directa de Tesla acerca del Principio de Mach, pero en 1915 en un artículo Tesla escribío, basado en sus escritos de 1893, lo siguiente:

“No hay nada dotado de vida en este mundo – desde el hombre, que está esclavizando los elementos, hasta a la criatura más inteligente - que no influya sobre el todo. Siempre que la acción nazca de la fuerza, aunque sea infinitesimal, el equilibrio cósmico es alterado y se produce un movimiento universal.”

Me parece que la interconexión entre todas las estrellas del universo (en relación con la curva espacio/tiempo de Einstein) es el eter. Del mismo modo, la visión de Tesla del éter se alineó con la de los teósofos.

“Hace mucho tiempo reconocí que toda la materia perceptible proviene de una sustancia primaria, de una ligereza más allá de la concepción y que llena todo el espacio -el Akasa o éter luminoso- que actúa como fuerza creadora, trayendo a existencia, a travez de interminables ciclos, todas las cosas y fenómenos .” “Esta sustancia primaria, lanzada en infinitesimales torbellinos de prodigiosa velocidad, se convierte en la densa materia; al disminuir la fuerza, el movimiento cesa y la materia desaparece, volviendo a la sustancia primaria.” 

Grotz, 1997 Removiendo el componente espiritual del “Akasa”, Tesla postula que todo en el universo deriva su energía de fuentes externas. Esto corresponde a su modelo del autómata o robot controlado a distancia, que recibió órdenes del electricista, y también de sí mismo, es decir, de la propia condición humana. Negando el concepto platónico de la motivación intrínseca, como un aristotélico, y por lo tanto un creyente en la idea de la tabula rasa, Tesla asumio que todas sus ideas provenían de fuentes externas a pesar de que, paradójicamente, su vida era la maxima expresion y escencia de la auto determinación y el poder de la voluntad propia. Cada entidad jerárquica en su sistema no estaba dotado de un alma, per se, sino más bien, de un componente eléctrico auto-dirigido que se movía por atracción o repulsión.

Como un no-psicólogo, Tesla también negaba, por necesidad, el concepto del inconsciente, los arquetipos, y también el id freudiano, como motivadores primarios. Así, por ejemplo, un sueño debia siempre derivar en última instancia de algún factor extrínseco, nunca de una fuente totalmente interior. Sin embargo, a diferencia de Einstein, que niega el componente mental de su modelo en relación con las fuerzas principales del universo, Tesla avanzo en este sentido con la construcción del primer prototipo de una máquina capas de pensar, su telautomaton o robot a control remoto que fue presentado en forma de un barco inalambrico mostrado ante el público en el Madison Square Garden de 1898. En esencia, para Tesla, la mente era basicamente, un sistema eléctrico binario de atracciones y repulsiones, estimulado por una fuente externa, y totalmente compatible con el modelo de Pavlov del reflejo estimulo-respuesta de los procesos cognitivos.

Para Tesla, la teoría de la relatividad era sólo "una masa de error e ideas engañosas violentamente opuestos a las enseñanzas de los grandes hombres de la ciencia del pasado, e incluso al sentido común. La teoría envuelve todos estos errores y falacias y las viste con un magnifico atuendo matemático que fascina, deslumbra y hace a la gente ciega ante el error subyacente. La teoría es como un mendigo vestido de púrpura, al cual ignorantes toman por rey. Sus exponentes son hombres muy brillantes, pero son metafísicos, no científicos."

Escribiendo una década antes de la explosión de la bomba atómica, y haciendo caso omiso de los datos de la curvatura del espacio desde el eclipse de 1919 que apoyó la idea de Einstein [6 a favor de Einstein, y 10 en contra, en realidad] de que el espacio se curva alrededor de cuerpos de gran tamaño como estrellas, Tesla sugirió que la existencia de un campo de fuerza explicaría los mismos resultados matemáticos. Por lo tanto, Tesla concluyó descaradamente: [Corchetes añadidos]

"Ni una sola de las proposiciones de la relatividad ha sido probada."

Sería imprudente simplemente juzgar mal a Tesla; y a Einstein y los físicos cuánticos bien, por al menos dos razones. (1) Tanto la relatividad como la teoría cuántica se han establecido como incompletas, en cierto sentido, incompatibles, como teorías sobre la estructura de la universo. (2) Tesla planteo la discusión de estos fenómenos desde una perspectiva diferente, que no era del todo análoga a la propugnada por los físicos teóricos.


Gravedad


En un trabajo que descubrí en la web publicada por M. Shapkin pero supuestamente escrito por Tesla, Shapkin/Tesla dice que la razón por la que la luz sólo viaja a una velocidad de 186.000 millas por segundo, se debe a que el éter, el medio de transferencia, ralentiza la energía fotónica a esa nivel, de la misma forma en que el aire disminuye el sonido a su velocidad constante de propagacion. Según este punto de vista, el éter es un medio específico que limita la velocidad de la luz exactamente a la velocidad que posee. Esta es una teoría muy emocionante porque sugiere que la energía que se manifiesta como luz existe en última instancia, en un reino taquiónico, es decir, en un ámbito que supera la velocidad de la luz.

Otro aspecto de esta teoría del éter que se deriva de Tesla y muchos otros escritores modernos como Price y Gibson, Ed Hatch, Vencislav Bujic, Ron Heath, Warren York y David Wilcox descritos en detalle en mi libro “Trascendiendo la velocidad de la luz”, es que la materia es constante absorción de éter todo el tiempo.

Si nos fijamos en la estructura de la materia, vemos que está compuesta de átomos.. que son, en esencia, los electrones en órbita alrededor de los protones y neutrones. Pero los neutrones son, por definición, protones “sandwichados” por electrones. Así, la estructura fundamental de la materia son sólo dos partículas, los electrones y los protones y un pegamento que une a estos átomos en moléculas, que son los fotones. Estas partículas giran. ¿Qué los mantiene girando ? La teoría del éter sugiere que las partículas elementales están absorbiendo éter todo el tiempo para mantener su giro. Y cuando lo hacen, emanan la energía absorbida como campos electromagnéticos. Esa es la relación entre la gravedad y el electromagnetismo.

Considere la Tierra, por ejemplo. La física clásica ve la fuerza de gravedad como un cierto tipo de fuerza de atracción casi mágica entre las estrellas y los planetas. La teoría del éter tiene una visión totalmente diferente. La razón por la cual volvemos a caer a la Tierra cuando saltamos para arriba no es esta fuerza mística de la gravedad, sino que se debe a que la Tierra está constantemente absorbiendo una enorme cantidad de éter para mantener todas sus partículas elementales girando. Estamos justo en el camino de este influjo. Este punto de vista explica qué es la gravedad, y también explica la declaración aparentemente extraña de Tesla de que el sol está absorbiendo más energía que la que está irradiando. Cuanto más lo piensas, más esta idea aparentemente nuez cobra sentido. El sol requiere una cantidad gigantesca de energía etérica para mantener su integridad.


Gran Unificación
Ahora vamos a Einstein, que como sabemos por la nueva biografía de Isaacson, llegó a rechazar el principio de Mach. Einstein, efectivamente, pudo ver una conexión entre la gravedad y la aceleración, pero él no estaba dispuesto a aceptar el punto de vista etérico, porque hacerlo significaría clavar una estaca en su teoría de la relatividad preciosa. Recuerde, él dijo que si el éter se podia detectar, entonces su teoría estaba equivocada.

De acuerdo con el punto de vista etérico expuesto por los diversos autores mencionados anteriormente, Price y Gibson, el eter se detecta fácilmente. Si usted está manejando en un coche y acelera en gran medida, se sentirá una fuerza G. Este es un aumento de la absorción del éter. Eso es lo que la fuerza G es. El eter que fluye en la materia es la gravedad, la materia que fluye rápidamente a través de éter, es decir, la aceleración, se experimenta como una fuerza G.

Einstein comenzó a tomar conciencia de esto en 1916, al mismo tiempo que la mecánica ondulatoria de Louis de Broglie se estaba poniendo de moda. Donde antes los físicos miraban los electrones y protones como partículas, Broglie enfatizó el aspecto de onda de su naturaleza. En cuanto a los electrones como ondas en lugar de partículas hace que sea mucho más fácil entender un salto cuántico, o el cambio de un electrón de una órbita a otra, sin entrar en un estado intermedio. Desde este punto de vista en forma de onda de Broglie, saltos cuánticos se producen cuando los electrones simplemente cambian su punto de enfoque. Una vez que Broglie comenzó a ganar aceptación, las partículas elementales, incluyendo los fotones estaban ahora siendo observados desde el punto de vista de las ondas y esto estaba en concordancia con la necesidad de un éter como medio de transferencia de la luz, por ejemplo, para ir del sol a la Tierra.

En un principio, Einstein estaba todavía demasiado atrapado en su concepción de partículas y en el principio de Mach que sugeria que toda la materia del universo era interdependiente. Por lo tanto, en relación con los cuerpos en rotación, Einstein escribiría al joven matemático Karl Schwarzschild, el 9 de enero de 1916, "La inercia es simplemente una interacción entre las masas, no un efecto en el que este implicado el espacio en sí mismo, esta separada de la masa observada ." Schwarzchild no estuvo de acuerdo. Ahora, cuatro años después, en 1920 después de reconsiderar la necesidad del éter, por ejemplo, como medio para propagar la luz, Einstein cambió de opinión. Abandonó el Principio de Mach y ahora vio que un cuerpo en rotación no obtuvo su inercia por - y en relacion con - todo el resto de la materia en el universo (Principio de Mach), sino que "su estado de rotación es posible porque el espacio está dotado de cualidades físicas."

Debido a la potencia del énfasis de Broglie en la teoría de la onda de las partículas, Einstein cambió de marcha para estar al día. Volver a la vanguardia, dio una conferencia sobre el éter en la Universidad de Leiden. Einstein nunca llegó a ver la gravedad como la absorción de éter por partículas elementales y el electromagnetismo como un producto de este proceso, porque hacerlo sería abandonar la relatividad. Einstein también nunca fue capaz de integrar la gravedad en su esquema de unificación grande, un problema con él que luchó toda la segunda mitad de su vida.

Una vez que se dio cuenta de que los electrones giran a velocidades superiores a la velocidad de la luz, un nuevo paradigma nace. La idea simplemente es que las partículas elementales, por su naturaleza, están absorbiendo éter todo el tiempo. Esta afluencia es lo que es la gravedad. Cuando el éter es absorbido suceden dos cosas . (1) El proceso permite que las partículas elementales mantengan su giro, y (2) Al mismo tiempo, esta energía etérica, probablemente derivada de lo que algunos físicos denominan el reino de la energía de punto cero, seria una gran reserva de energía sin explotar, que se transforma en energia electromagnética. Esa es la gran unificación, el sueño de cómo combinar la gravedad con el electromagnetismo.
Una gran cantidad de físicos creen que existe alguna clase de eter, y que las fuerzas de algún tipo pueden trascender la velocidad de la luz. Una vez que uno comienza a estudiar la teoría del éter, profundos nuevos conocimientos relativos a cosas tales como la rotación de las partículas, la energía punto cero, la estructura fundamental de la materia y el espacio, la constancia de la velocidad de la luz y el vínculo entre la gravedad y el electromagnetismo comienzan a emerger.oducción


Fuente:

- Marc J. Seifer.
- Juan Castagnino.
- 
www.lagazeta.com.ar